Las enfermedades y problemas más comunes entre los perros

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Vie, 16/10/2020 - 11:24 /

Los problemas relacionados con la salud forman parte de nuestra vida y la de los animales. Por lo general, es algo en lo que no nos gusta pensar, sin embargo es muy importante que sepamos un poco más sobre las enfermedades que puede sufrir nuestro perro. Sobre todo porque muchas de ellas suelen ser mucho más habituales de lo que podamos imaginar. 

 

Las enfermedades y trastornos más comunes

Tener un perro en casa es una responsabilidad más que importante. Como cualquier animal, necesita de una serie de cuidados, una higiene y una alimentación adecuada para llevar una vida saludable. Sin embargo, no está exento de que en cualquier momento pueda sufrir algún tipo de enfermedad. Algunas de las más comunes son las siguientes. 

 

El cáncer

Al igual que las personas, los perros desarrollan a menudo esta enfermedad a medida que envejecen y comienzan a mostrar los primeros síntomas de la edad. Los perros pueden sufrir linfomas, melanomas, cáncer de mama e incluso cáncer de próstata

 

Los tratamientos más habituales para esta enfermedad son la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia. Como sucede con todos los cánceres, es muy importante detectarlo a tiempo. Es por eso que debemos estar atentos a cualquier bulto o mancha inusual en la piel, las orejas o los ojos del perro. 

 

La tos de las perreras

La tos de las perreras o tos perruna es una enfermedad causada por diversos virus y bacterias y afecta especialmente a las vías respiratorias de los perros. Sus síntomas son un resfriado fuerte, ataques de tos seca, ronca y constante, fiebre, secreción nasal, amigdalitis y malestar general. 

 

Si el perro presenta alguno de estos síntomas, es muy importante acudir de forma urgente a un veterinario. Este examinará al animal y le suministrará algún antibiótico (doxiciclina) o llevará a cabo una terapia sintomática con el objetivo de aliviar la tos y reducir la fiebre y la secreción nasal. 

 

La artritis

La artritis es un problema muy común entre los perros de más edad. De hecho, se estima que diversas razas son más propensas que otras a sufrir este problema. La artritis se aprecia, especialmente, cuando el perro tarda más tiempo en ponerse de pie, sobre todo por las mañanas, o se vuelve mucho menos activo que antes. 

 

No obstante, a veces resulta muy difícil distinguir si el perro sufre o no de artritis. Y eso a pesar de que se trata de un trastorno muy doloroso, pero por lo general el animal no mostrará signos de dolor o de queja. La práctica de ejercicio, controlar su peso y los medicamentos pueden ayudar al perro a reducir los problemas de artritis. 

 

Las infecciones de oído

Las infecciones de oído son muy comunes entre los perros, sobre todo entre aquellos que pasan mucho tiempo al aire libre. La suciedad, el polvo o algún otro objeto extraño pueden alojarse dentro de la oreja del animal provocando que esta se irrite y/o se infecte. 

 

La forma más natural de saber que nuestro perro tiene problemas de oído es apreciar que se toca mucho las orejas. Será el momento de llevarlo al veterinario para que este lo examine. En caso de tener algún problema, el veterinario le recetará unas gotas para los oídos a modo de antibiótico para combatir la infección. 

 

La pérdida de visión

La ceguera en perros puede venir motivada por una serie de razones. Hay diversas enfermedades y trastornos que estos animales sufren a medida que envejecen. Entre los más habituales estarían las cataratas, el glaucoma, la atrofia progresiva de la retina o la degeneración repentina adquirida de retina. 

 

Para cuidar la salud visual del perro, es necesario dotarle de una buena alimentación. No obstante, también es muy importante acudir al veterinario para realizar revisiones periódicas de la visión, sobre todo cuando se va haciendo mayor. Ante cualquier signo de ceguera en perros, hay que acudir de inmediato al especialista. 

 

Pulgas y garrapatas

Las pulgas son un problema muy frecuente y nada extraño entre los perros. No obstante, se pueden eliminar fácilmente con una medicación adecuada y una serie de hábitos de higiene. El veterinario nos puede dar una serie de pautas a seguir más que interesantes. 

 

Las garrapatas, en cambio, son un trastorno mucho más grave. No en vano, pueden causar graves problemas de salud al animal si no se tratan a tiempo. La llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas son algunos de los factores que más inciden en la presencia de este parásito en los perros. 

 

Estas son solo algunas de las enfermedades, trastornos y problemas más comunes que puede sufrir un perro a lo largo de su vida. Sea cual sea la situación en la que se encuentre el animal, es muy importante acudir al veterinario rápidamente para que este puede realizar el mejor diagnóstico y aplicar el tratamiento más efectivo y adecuado.