Plan de choque urgente para los barrios

0 comment
Rosa GallegoPPDecember 102017

Plan de choque urgente para los barrios

 
En el pleno celebrado esta semana tuvimos la oportunidad de poner de nuevo encima de la mesa una de las principales preocupaciones de los coruñeses. La falta de mantenimiento de los barrios. La situación cada día que pasa es más crítica. Mientras tanto Ferreiro solo anda preocupado de marcar su territorio para evitar interferencias en su carrera hacia las municipales en 2019. Los barrios necesitan un plan de choque urgente para frenar su deterioro pero huele –y cómo huele- a que los vecinos tendrán que seguir esperando.
 
Mucho le ocupa al alcalde de esta ciudad unas elecciones para las que aún falta un año y medio y poco le preocupan las quejas de miles de ciudadanos que están desesperados porque nadie los escucha ni los atiende. Calles sin asfaltar, parques abandonados que se caen a pedazos, catálogo completo de baches, pasos de cebra desaparecidos, papeleras rotas, suciedad en las calles, ratas que campan a sus anchas. Nadie hace nada. Estos son los hechos, por mucho que algunos intenten negarlos y mirar para otro lado. La realidad es tozuda y nuestra obligación es advertirle a Ferreiro de  que las cosas no van bien. Y si nadie lo remedia, irán peor.
 
Los grandes perdedores de estos dos años y medio de gobierno de la Marea han sido los coruñeses. Del mismo modo, los grandes ganadores, los firmantes del manifiesto. Mientras los ciudadanos se ven obligados a aceptar con resignación la falta de atención, los amigos reciben contratos menores a dedo para poner en marcha acciones de publicidad y propaganda. Nada concebido para mejorar la calidad de vida de los coruñeses. Mientras los servicios sin contrato de mantenimiento de la ciudad se acumulan en las mesas de los concejales y se pagan millones de euros de forma irregular y sin control, Ferreiro sigue ausente, enfrascado en sus luchas internas del partido para ganar la carrera hacia las urnas.
 
Hemos tenido un alcalde ausente de la ciudad durante dos años y medio y ahora, mucho nos tememos, tendremos un alcalde muy presente para hacer campaña, publicidad y propaganda, que es lo suyo.
 
Mientras tanto desde el Grupo Popular seguiremos cumpliendo con nuestra obligación de trasladar las necesidades de los vecinos al gobierno mareante y denunciando todo lo que está ocurriendo en el Ayuntamiento. Por mucho que intenten amordazarnos e intimidarnos no nos vamos a callar. Vamos a seguir ejerciendo nuestra labor de oposición. Le pese a quien le pese.