Política municipal de vivienda: mucho ruido, pero ninguna nuez

0 comment
Rosa GallegoPPMay 202018

Política municipal de vivienda: mucho ruido, pero ninguna nuez

 

El Grupo municipal Popular preguntó a Xulio Ferreiro en el Pleno de mayo por el incumplimiento de sus promesas sobre vivienda.

El balance tras tres años es el de la adquisición de tres inmuebles, la anulación de la compra de otros tres por irregularidades, el retraso en las licencias de primera ocupación del Ofimático, el bloqueo desde hace año y medio a la licencia de obra para 40 viviendas sociales por parte de la Xunta en ese sector, la no ejecución del presupuesto para subvenciones de rehabilitación y la pérdida de medio millón para estas ayudas por no prorrogar los convenios de 2016.

Hay que recordar que en el concurso de adquisición de viviendas de un presupuesto de 1.260.000 euros sólo ejecutaron 382.000 euros en seis inmuebles y ahora se propone anular tres, entre ellos los dos adquiridos a un firmante de la Marea, por valor de 225.000 euros por irregularidades e incumplimientos de las bases del concurso.

A este fracaso se une que Ferreiro tampoco se preocupa en ejecutar las partidas del presupuesto municipal para mejoras en viviendas particulares. Así, en 2017 dejó sin ejecutar 3,2 millones (el 63%) de los 5,1 millones destinados a subvenciones para rehabilitación, accesibilidad y convenios  para Áreas de Rehabilitación Integral.

Ya en 2016 Ferreiro había dejado sin ejecutar el 52% del presupuesto del servicio municipal de vivienda. Lo mismo con el de subvenciones, donde se pasó del 64% de ejecución en 2014 con el PP al 52% con la Marea.

Sobre el Ofimático, aún hay trámites pendientes para conceder licencia de primera ocupación a los cooperativistas que Ferreiro había prometido para octubre de 2017 y que ahora vuelve a retrasar al menos hasta julio de 2018, al igual que la concesión de la licencia de obra realizada por la Xunta para para 40 viviendas sociales en el Ofimático con una inversión de 5,5 millones de euros, que continúa sin respuesta a pesar de haber presentado en febrero de 2018 la documentación ajustada a las peticiones del Ayuntamiento tras una primera solicitud en diciembre de 2016.

Ferreiro ni hace ni deja hacer, retrasando todo lo que depende del gobierno municipal, poniendo obstáculos a inversiones de otras administraciones que generan empleo, pero dando todas las facilidades a afines, okupas y firmantes de la Marea.