0 comment
Coruña HoySeptember 162018

¿Sabes cuáles son las 7 maravillas del mundo?

 

Son aquellos lugares del mundo que sucedieron a los antiguos, un conjunto de obras del período helenístico que se consideraban de una belleza sublime y digna de admirar. Se eligieron en 2007 a iniciativa de Bernard Weber, fundador de la empresa privada New Open World Corporation, y fueron elegidas por ciudadanos de todo el mundo, a través de Internet y de mensajes de texto que sumaron más de 100 millones de votos.

Todo viajero empedernido debería visitarlas todas alguna vez en la vida, pero siempre con la seguridad y la tranquilidad de que se va a disfrutar de ellas sin ningún imprevisto, algo que ofrecen los seguros de viaje internacional. En plena planificación, además de contemplar imprescindibles como el transporte o el alojamiento, se debe hacer lo propio con los seguros de viajes, si se quiere contar con asistencia médica, posibilidad de cancelación, soluciones ante problemas con el equipaje o un seguro ante accidentes. Esas son precisamente, las coberturas habituales al viajar con un seguro de viaje.

Machu Picchu, Cuzco (Perú)

Se trata de un antiguo poblado andino que los incas construyeron antes del siglo XV, sobre una colina rocosa que une las montañas Machu Picchu, Putucusi y Huayna Picchu. Se cree que sirvió como santuario religioso en unos inicios, aunque está documentada su utilización como lugar de descanso de Pachacútec, noveno gobernante del estado inca. Cabe la posibilidad de que fuera utilizada también con fines militares.

La belleza de Machu Picchu, que por supuesto es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, salta a la vista, pero estudios detallados del lugar indican que se trata también de una obra maestra de la ingeniería y de la arquitectura. A ello se une una paisaje excepcional y las manifestaciones culturales que ha inspirado, como libros, que han envuelto al lugar con un halo de misterio que también es uno de sus atractivos.

Chichén Iztá, Yucatán (México)

Es un enclave arqueológico de la ciudad de la península de Yucatán, una razón de peso para elegir la Riviera maya y pasar unas vacaciones dignas de catálogo. En su caso, también hablamos de una ciudad prehispánica, un vestigio de la civilización maya cuyas edificaciones datan, según los estudios, de entre el 800 y el 1000 d. C.

En su explanada se disponen edificios monumentales presididos por la Pirámide de Kukulcán, uno de los más destacados de la cultura maya y que es también llamado “el Castillo”. Cerca está el Cenote Sagrado, una dolina inundada de origen kárstico que da origen al nombre del lugar. Y es que se consideraba una de las puertas principales al inframundo, donde se creía habitan dioses importantes como el de la lluvia. Eso explica los sacrificios humanos que en él tenían lugar.

El Grupo de las Mil Columnas, el Templo de los Guerreros, el Observatorio del Caracol, Las Monjas o el otro cenote, el Xtoloc, también forman parte de este singular conjunto.

El Coliseo, Roma (Italia)

El antiguo Anfiteatro Flavio es uno de los monumentos más visitados de Roma, y se construyó el en siglo I. Acogía las famosas peleas de gladiadores y muchos otros espectáculos, como el teatro o la representación de las batallas navales llamadas naumaquias. En el siglo VI se desarrollaron en él los últimos juegos de la historia, lo que indica que el Coliseo se usó durante casi 500 años.

Cristo Redentor, Río de Janeiro (Brasil)

El también llamado Cristo del Corcovado es una estatua de más de 30 metros, ubicada sobre un pedestal de 8 y situada a más de 700 metros sobre el nivel del mar en el que Parque Nacional de Tijuca, en la cumbre del Cerro del Corcovado. Ello lo hace visible desde casi cualquier punto de Río de Janeiro desde que fuera inaugurado, en 1931.

Gran Muralla China

Se calcula que su extensión alcanza los 21 200 kilómetros (contando sus ramificaciones), nada más y nada menos que desde la frontera de Corea al desierto de Gobi. Se construyó con fines militares, para proteger la frontera norte del Imperio chino de la confederación de pueblos nómadas de las estepas orientales. Su arquitectura posee puertas, torres de vigilancia y cuarteles de interés, y llega a discurrir por altas pendientes. Cuenta con vistas espectaculares que la hacen digna de ver.

Enclave arqueológico de Petra (Jordania)

Es una ciudad excavada y esculpida en la piedra, un “detalle” que la hace singular. Los endomitas la fundaron en el siglo VIII a. C, y prosperó gracias a las rutas del comercio que discurrían por sus cercanías. Dada la angostura del valle en el que se ubica, se accede a través de un pasadizo también rocoso, el Siq, y que da acceso a sus increíbles monumentos, siendo el primero de ellos el Tesoro. Una maravilla indispensable.

Taj Mahal, Agra (India)

Probablemente, hablamos del palacio más bello del mundo, que combina arquitecturas como la islámica, la india, la persa o la turca. Se trata, en realidad, de un conjunto de edificios rodeados por una muralla que, además del famoso mausoleo blanco con cúpula, el más fotografiado, tiene también una mezquita y unos bonitos jardines, entre otras cosas. Fue el emperador musulmán Shah Jahan quien lo mandó construir entre 1631 y 1654, en honor a su esposa favorita.

La maravilla honorífica: Gran Pirámide de Guiza (Egipto)

Es la única de las siete maravillas del mundo antiguo que sigue en pie, y era además la más antigua de todas ellas. Fue Keops, faraón de la cuarta dinastía del Antiguo Egipto, quien la mandó construir, y se calcula que las obras concluyeron hacia el 2570 a. C.