El Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol realizó en medio año 130 intervenciones urológicas de laparascopia con la nueva torre 3D

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Dom, 17/07/2016 - 09:31 / Etiquetas: laparascopia, complejo hospiatalario universitario de ferrol, servicio de urología
Gracias a esta técnica el especialista obtiene una visualización tridimensional de la cavidad abdominal y pélvica.
El Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol ha realizado, hasta la fecha, cerca de 130 intervenciones de laparoscopia con la nueva torre de laparoscopia 3D, que se incorporó al Servicio de Urología del centro sanitario hace medio año. Este método implica la visualización tridimensional de la cavidad abdominal y pélvica.
Entre las ventajas figuran un menor sangrado; la disminución de la estancia hospitalaria, así como una mayor comodidad postoperatoria, con menos dolor. Con la incorporación de esta nueva torre de laparoscopia 3D, a las ventajas propias de la laparoscopia, se añade la visualización tridimensional de la cavidad abdominal y pélvica.
 
“Coa laparoscopia en dúas dimensións foi necesario adaptar a visión do ollo, e iso sempre dificulta e ralentiza a aprendizaxe; perdíase a visión en tres dimensións coa que se contaba ó facer unha cirurxía aberta, pero se gañaba en beneficio para o paciente, precisión, meticulosidade e visualización de espazos profundos”, explicó Andrés Rodríguez Alonso, jefe del Servicio de Urología de la Gerencia Integrada de Ferrol. “A laparoscopia 3D volve a proporcionar a terceira dimensión da cirurxía aberta, levando á cirurxía a unhas cotas de precisión impensables ata hai uns anos”, añadió.
Este aparato es el más completo que existe actualmente y dispone de una punta mucho más manejable para ofrecer una imagen más amplia y concreta. “Permite movementos máis precisos e facer o que queres, no momento que queres”, destacó Rodríguez Alonso. La punta angulable puede realizar una curva de hasta 100 grados en cuatro direcciones.
Como subraya el jefe de servicio “somos dos primeiros servizos de Galicia en aplicar esta técnica” (cando se incorporou só contaban con el Pontevedra e Vigo), e case toda a laparoscopia de Uroloxía realízase xa con 3D. “Neste momento é o mellor método laparoscópico do mundo”, subliña. Además, añade “a curva de aprendizaxe, o tempo no que os especialistas aprendemos a traballar con estes avances, é moito menor ó recuperar esa visión real nas tres dimensións”. “É como facer a intervención en aberto, pero con tódalas vantaxes xa citadas propias da laparoscopia”, matizó. Como ejemplo, en la cirugía de cáncer de próstata (que es en la que más se emplea) mejora los resultados de la incontinencia urinaria y la potencia sexual.
 
Cada vez más laparoscopia
El Servicio de Urología del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol  fue uno de los primeros en realizar la cirugía laparoscópica, a través de pequeñas incisiones por las que se introducía el aparato necesario para intervenir. Esta técnica mejoraba la recuperación, ya que las intervenciones eran menos agresivas que las de cirugía abierta. En 2004, se llevaron a cabo 2 intervenciones, y ahora son cerca de 1.300. En general, se realizaron cerca de 700 intervenciones laparoscópicas de próstata; las siguientes en número son las de riñón, con cerca de 400 intervenciones; cerca de 80, de suelo pélvico; más de 60, de vejiga; más de 50, de cirugía reconstructiva y más de 30, suprarrenales.
En el ámbito de las intervenciones de laparoscopia, y en los 13 años que se lleva empleando esta técnica, se pasó de la media anual de 43 intervenciones en los 6 primeros años, a la de 152 en los últimos 6.
 
Láser verde
Por otra parte, este servicio incorporaba también ese año la técnica quirúrgica mediante fibra óptica, denominada Láser Verde. Consiste en una “fotovaporización endoscópica del tejido prostático”, de forma que se introduce una fibra de láser verde endoscópicamente a través de la uretra del varón. Esta luz vaporiza el tejido prostático y lo convierte en vapor de agua.
Entre las ventajas se encuentran un menor riesgo de sangrado y también de tiempo de sonda necesario. El período de hospitalización del paciente se acorta considerablemente, pasando incluso, a las 24 ó 48 horas.
Esta técnica de láser verde solo se emplea, actualmente, en Coruña y Pontevedra. “No caso da nosa área, ademais, incorpórase o láser verde de última xeración”, insistió Rodríguez Alonso. En la Gerencia Integrada de Ferrol se practican cerca de 50 intervenciones anuales para abordar esta patología.