Manuel Viso, jefe de Hematología en el Hospital San Rafael de A Coruña y experto en nutrición: “España se encuentra a la cabeza de Europa en índices de obesidad, registrándose un 28% de obesos en adultos y un 16% en niños"

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Jue, 03/11/2016 - 08:12 / Etiquetas: manuel viso, hematología, dietas, salud, hospital san rafael, CORUNA, coruña hoy
El doctor Viso no habla de "dietas milagro" sino de hábitos de vida saludables.

William Shakespeare decía que “nuestros cuerpos son nuestros jardines. Nuestra voluntad son nuestros jardineros”, así que cuando hablamos de hábitos saludables debemos prestar mucha atención, ya que éstos no están reñidos con no comer, o con dejar de lado alguno de nuestros grandes placeres como, por ejemplo, el chocolate. Sin embargo, como todo en la vida, debe hacerse con moderación y control. Una vida saludable no es sinónimo de obsesión o un culto al cuerpo desmedido sino con practicar una armonía en nuestros hábitos que nos ayuden a estar mejor por dentro y por fuera.

Me reúno con el jefe de Hematología del hospital San Rafael en A Coruña y experto en alimentación, Manuel Viso, para que arroje claves sobre cómo cuidarnos y, aunque debo decir, que, en un primer momento, me sentí culpable por echar demasiadas cucharadas de azúcar al café después me encontré satisfecha porque, prácticamente, todo en esta vida tiene solución y la sustitución del azúcar también.

P: En España, al igual que en el resto de países mediterráneos, siempre hemos presumido de tener una de las mejores dietas del mundo. ¿Podemos continuar haciendo alarde de nuestros hábitos?

R: En España, se registra un 62% de personas adultas con sobrepeso y un 45% de niños. Si nos centramos en problemas de obesidad, el 28% de los adultos sufre esta enfermedad y un 16% de niños españoles son obesos. Actualmente, nos hallamos a la cabeza de Europa, contabilizando las mismas cifras que Estados Unidos. A la par se encuentran Gran Bretaña o Japón. Hay que tener en cuenta que estos problemas de sobrepeso revierten en enfermedades cardiovasculares, ictus o diabetes.

P: Y entonces, doctor, nuestra famosa dieta…

R: Nos encontramos en una época de cambio. El pasado año había casi cinco mil locales de comida rápida en nuestro país. Además, cuando hablamos, por ejemplo, de ensaladas muchos pacientes la nombran así sólo porque tienen verde, pero le añaden frutos secos, queso, aceite, salsas…Evidentemente, la dieta mediterránea es la que debe predominar en nuestro día a día, pero, como en el cine, existen actores protagonistas y secundarios. No se debe abandonar ningún alimento, pero no sirve de nada consumir bollería sólo cada quince días si, posteriormente, comes pizza dos veces por semana. A una persona, sin gran actividad física, le llegan sobre 1.900 calorías diarias. Hay que pensar que un croissant contiene 500 calorías, y media pizza 1.000. También se cometen muchos errores con las etiquetas de los cereales de los niños. En ellas, se especifica que 30 gramos contienen 150 calorías, pero nadie consume sólo 30 gramos, así que se convierten en 400, a las cuales hay que añadir la leche…  Al final, hemos ingerido 900 calorías.

P: ¿A qué se refiere cuando habla de hábitos saludables?

R: La alimentación es clave, pero a eso hay que añadir la actividad física. No en vano, el sedentarismo es la cuarta causa de muerte en el mundo. Dormir mejor o no asimilar hábitos tóxicos son factores clave, así como gozar de bienestar físico y social. Respecto a los hábitos tóxicos, no podemos olvidar el alcohol o el tabaco. El hábito de fumar está aumentando exponencialmente, alcanza a un tercio de los adolescentes. En este sentido, quiero precisar que en 2015 las ventas de tabaco se incrementaron un 38% respecto a 2014.  También aumentó el consumo de tabaco entre las mujeres.

P: ¿Cuál es la comida más importante del día?

R: Sin lugar a dudas, el desayuno. Un buen desayuno debe componerse de cereales integrales, pan de harina integral, lácteo desnatado y una pieza de fruta, la cual es mejor que el zumo, ya que contiene menos azúcar. En principio, podríamos pensar que un desayuno compuesto por pan blanco, zumo, mermelada light y leche desnatada es correcto. Todo lo contrario, ya que todo es azúcar y a la media hora el azúcar estará en la sangre. Este proceso hace que el cuerpo libere mucha insulina, llegando a producir una ligera hipoglucemia (deseo de tomar algo dulce). Respecto a los niños quiero dejar constancia de que sólo el 7% desayuna correctamente y el 58% consume bollería al desayuno. Por ello, en breve me planteo impartir conferencias en los colegios.

P: ¿Qué papel desempeña la cena?

R: Lo más saludable es cenar dos horas antes de acostarse y si se desea se puede tomar un yogur desnatado antes de dormir. Lo ideal es repartir las calorías en esta proporción: 30 (desayuno), 40 (mediodía y comida) y 30 (merienda y cena). A media tarde podemos comer unos frutos secos o una barra de cereales integral, así no llegaremos con tanto apetito a la cena. Realizar cinco comidas al día es perfecto porque, de esta forma, el cuerpo consume 150 calorías.

P: Respecto a los productos, denominados light. ¿Realmente, lo son?

R: Esta clase de productos deben contener un 30% menos de calorías que el producto original. Sin embargo, una cosa es lo que se lee en la etiqueta y otra la normativa, pero, normalmente, se cumple. El fabricante que esconde los ingredientes, por ejemplo, en el cierre del envase no es claro. Las dietas deben ser equilibradas, de calidad, variadas, suficientes, adecuadas y satisfactorias. Este último punto es muy relevante porque un buen hábito es para siempre y en caso de no ser satisfactorio se abandona.

P: ¿Y en el caso del azúcar?

R: Lo mejor es la sacarina. En el caso de la famosa estevia hay que tener en cuenta que la que se vende ya está procesada y no es natural, lo cual es mejor, ya que la planta de la estevia genera infertilidad.

P: Sin embargo, algún día podremos permitirnos un pequeño placer…

R: ¡Claro! Por ejemplo, el chocolate, cuanto más puro mejor, es un gran antioxidante. El secreto de una vida saludable es permitirse una transgresión. En caso contrario, no hay quién aguante.

P: ¿Qué papel juega el deporte a la hora de gozar de una vida saludable?

R: Caminar es el mejor deporte que existe. Lo ideal es hacerlo a un ritmo acelerado (sobre 130 pulsaciones por minuto). El deporte moderado es aquel que te permite practicarlo mientras mantienes una conversación. Lo que no sirve de nada es practicar una clase de spinning, donde pierdes unas 500 calorías, y después comerte una palmera de chocolate. Deporte sí, pero con una dieta.

P: ¿Qué opinión le merecen las “dietas milagro”?

R: Existen dietas que no te permiten mezclar hidratos con proteínas o que te recomiendan comer sólo fruta durante un día. Otras dietas, como la Dukan, te retiran los hidratos de carbono, lo cual es un tremendo error porque es nuestra principal fuente de energía. El cuerpo necesita de todo un poco.

Tras concluir la entrevista, me encuentro más tranquila, ya que el doctor Viso no habla tanto de dietas como de seguir unos hábitos saludables y eso sólo mejora nuestra calidad de vida. Así que dejen de lado las “dietas milagro” y olvídense de no comer durante días para asistir a una boda. Prácticas como éstas pueden provocar desenlaces fatales como la muerte y la felicidad, ya lo saben, no se mide por tallas.