Las enfermedades cardiovasculares se cobran anualmente en el mundo 17 millones de vidas

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Jue, 29/09/2016 - 19:53 / Etiquetas: día mundial del corazón, oms, salud, coruña hoy
El consumo de tabaco, una dieta malsana o la inactividad física causas de las enfermedades cardiovasculares.

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares constituyen la primer causa de muerte a nivel mundial y se cobran 17 millones de vidas al año, cifra que podría ascender a los 23 millones para el año 2030 si no actuamos al respecto.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), las causas más importantes de cardiopatía y AVC (accidente vascular cerebral) son una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol. Los efectos de los factores de riesgo comportamentales pueden manifestarse en las personas en forma de hipertensión arterial, hiperglucemia, hiperlipidemia y sobrepeso u obesidad. Estos "factores de riesgo intermediarios", que pueden medirse en los centros de atención primaria, son indicativos de un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.

Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y la evitación del consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de ECV. Por otro lado, puede ser necesario prescribir un tratamiento farmacológico para la diabetes, la hipertensión o la hiperlipidemia, con el fin de reducir el riesgo cardiovascular y prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las políticas sanitarias que crean entornos propicios para asegurar la asequibilidad y disponibilidad de opciones saludables son esenciales para motivar a las personas para que adopten y mantengan comportamientos sanos.

También hay una serie de determinantes subyacentes de las enfermedades crónicas, es decir, "las causas de las causas", que son un reflejo de las principales fuerzas que rigen los cambios sociales, económicos y culturales: la globalización, la urbanización y el envejecimiento de la población. Otros determinantes de las enfermedades cardiovasculares son la pobreza, el estrés y los factores hereditarios.​