Las gafas de sol, un complemento más allá de la moda

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Sáb, 06/08/2016 - 20:35 / Etiquetas: gafas de sol, salud, coruña hoy
Nos podemos encontrar multitud de variedades de gafas de sol, dependiendo de nuestra fisonomía.

Redondas, ovaladas, grandes, pequeñas, metálicas, de carey...existen tantas gafas de sol como fisonomía distintas. Encontrar unas que nos sienten a la perfección no es problema, ya que la oferta es muy amplia. Sin embargo, a la hora de comprar unas gafas de sol debemos tener en cuenta su calidad, algo fundamental para cuidar la salud de nuestros ojos. Una de las partes más sensible de nuestro cuerpo y que debemos cuidar en extremo. Por ello es conveniente adquirir este producto en establecimientos especializados y seguir estas recomendaciones.

1. Escoge buenos materiales

Deben ser lentes de cristal y orgánicas. También tiene que adaptarse a tu fisonomía. Si son demasiado pequeñas o se distancian en exceso del ojo, no van a protegerte de los rayos laterales o de los inferiores que pueden darse en superficies reflectantes como el mar o la nieve.
 
2. Cuidado con el uso
 
Las gafas de sol no han sido diseñadas para observar eclipses de sol o abrir los ojos en cabinas de rayos UVA.
 
3. Actividad deportiva
 
Si vas a realizar deporte ten en cuenta también que los materiales y diseños te protejan además contra traumatismos y proyectiles. Las lentes de policarbonato ofrecen protección contra impactos durante la práctica deportiva y las actividades potencialmente peligrosas.
 
4. Lentes polarizadas
 
En la medida de lo posible, utiliza estas lentes, sobre todo si eres mayor de 50 años. En la óptica te explicarán que puedes necesitar un tipo de filtro de corte selectivo para proteger mejor tu visión.
 
5. Más de un modelo
 
Si puedes comprar más de una gafa, tus ojos te lo agradecerán. Al comprarlas ten en cuenta tus necesidades, pide en tu óptica que te hagan varios tratamientos en los cristales o incluso que te diseñen unas especialmente adaptadas a tus ojos.