España es, junto con Inglaterra, el país de Europa que más cocaína consume

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Sáb, 29/10/2016 - 18:56 / Etiquetas: cocaína, españa, inglaterra, consumo, caarfe, coruña hoy
Barcelona y Madrid son las ciudades en las que más cocaína se consume.

El consumo de cocaína en España está estabilizado en los últimos años. Aunque parece que la tendencia entre las personas adultas sufre un ligero descenso, el consumo entre jóvenes experimenta un ligero repunte en los últimos años.

El 2’2% de la población la ha consumido en los últimos 30 días y es por detrás del cannabis, la segunda droga ilegal más consumida en nuestro país. La edad media se sitúa en los 21’3 años. España es el país de Europa por detrás de Inglaterra que más cocaína consume, los españoles gastan 3’6 millones de euros al año en esta sustancia. Barcelona y Valencia son las ciudades que más consumo presentan, según se ha podido saber a través de los análisis de las aguas residuales.

Francisco Pascual, médico en conductas aditivas asesor del comité asesor técnico de la Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España, CAARFE, y presidente de Socidrogalcohol, afirma que preocupa, fundamentalmente, el fácil acceso a esta sustancia.

El experto destacó que el principal problema que se encuentran los profesionales de las adicciones es que no existe ningún fármaco específico: “Por lo tanto, el tratamiento debe ir encaminado a la sintomatología, como la ansiedad, irritabilidad, la depresión, las taquicardias u otras alteraciones cardíacas.”, y añadió que, como ocurre con el resto de adicciones, el enfoque no debe ser sólo farmacológico sino también psicológico y psicoterapéutico con el fin de cambiar hábitos y costumbres.

“Estamos hablando de una droga ilegal y España representa el punto de entrada y distribución de esta sustancia hacia Europa, por lo que nos encontramos de forma habitual con problemas legales relacionados con delitos contra la salud pública. Sin olvidar las consecuencias sociales que sufren, tanto el paciente como la familia”, manifestó el doctor Francisco Pascual.