0 comment
Coruña HoyJanuary 172017

Strip clubs, ¿Un negocio enfocado al género masculino?

Evaluamos la situación de un sector en auge, disfrutable tanto por hombres como mujeres. 

Por norma general, la mayoría de personas cuando escucha hablar sobre un strip club Barcelona o ubicado en cualquier otra ciudad piensa automáticamente en que este es un servicio exclusivamente para los hombres, cuando en realidad esto no es así del todo: siempre ha estado enfocado en mayor medida al género masculino, pero esto no quiere decir que no haya existido al mismo tiempo un servicio de striptease para el género femenino en locales de la misma índole, en el cual el papel protagonista lo toman los boys o strippers masculinos, que realizan exáctamente la misma función que las mujeres cuando salen al escenario: la cual es bailar de forma sensual, e ir desnudándose hasta quedar con poca o nada ropa. Pese a que no existan centros de strip clubs Barcelona o en cualquier otro lugar del mundo cuya entrada sea exclusiva para el género femenino (aún no es una práctica tan popular entre las hembras, por lo que no tiene tanta salida de mercado como para mantenerse por sí solo) sí que hay shows y sesiones privadas las cuáles pueden ser contratadas, y que son a su vez una de las situaciones más demandadas por las mujeres a la hora de preparar una despedida de soltera, por lo que existen datos reales sobre los cuáles evaluar esta situación y el crecimiento que ha obtenido.

Y es que, con el paso del tiempo, y la evolución tanto de la sociedad como de la figura de la mujer en ella, cada vez son más las féminas que se atreven a vivir su vida con descaro, y por supuesto disfrutar de todo aquello que le guste o las haga felices, sin importarles lo que puedan decir u opinar sobre ellas aunque sean temas relacionados de forma directa con la sexualidad, como es el caso del strip club Barcelona.

Desmontando mitos y leyendas sobre un club de striptease

Contrariamente a lo que la gente piensa, este tipo de lugares no se centra en actos sexuales explícitos en sí mismos ni mucho menos: los clubs de striptease tan sólo se limitan a ofrecer un lugar de ocio (normalmente enfocado al mundo de la noche) donde las personas que allí acudan podrán disfrutar de varios tipos de entretenimiento como bailar, beber una copa, jugar a los dardos, billar, etc. Y entre los cuáles se encuentra, por supuesto, su principal atractivo: los bailes eróticos. Distintas chicas salen a bailar de forma ininterrumpida varias canciones durante la noche sobre un escenario o una barra para deleite de la clientela, y que estos disfruten así de un espectáculo para la vista muy sensual, de contenido erótico pero nunca sexual.

Nada de prostitución: ni legal, ni ilegal. Cabe destacar que un club para caballeros no dispone de este tipo de servicios, siendo este pensamiento también muy extendido entre la sociedad, tanto por parte de los hombres como de las mujeres sobre los locales de strip clubs Barcelona de forma totalmente equivocada. 

Existen algunos centros en concreto, que pueda tener relaciones laborales con empresas de aclamada reputación, cuya metodología de trabajo se enfoque en las chicas de compañía (ya que al fin y al cabo este tipo de sectores están muy relacionados unos con otros, de ahí las equivocaciones tan comunes que aquí desmontamos), pero es un servicio de calidad y alto estanding, que poco o nada tiene que ver con satisfacer las necesidades sexuales del hombre.