Detenida una pareja por robar en máquinas expendedoras en la zona de Os Castros

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Vie, 19/05/2017 - 05:36 / Etiquetas: Policía Nacional A Coruña, Sucesos A Coruña

 

La Policía Nacional detuvo en A Coruña, el pasado 6 de mayo, a una pareja por cometer varios robos en máquinas expendedoras de la ciudad.

Sobre las 4 horas de la madrugada de ese día, agentes de paisano y en vehículo camuflado se dirigieron con rapidez  a un local de máquinas de vending situado en la zona de Os Castros-O Castrillón-Eiris. Según informaba un testigo, un varón y una mujer estaban forzando una de las máquinas.

Cuando llegaron los agentes observaron una chica en la puerta en actitud vigilante. Justo en ese momento salía del local un varón que llevaba un gorro, guantes y varias herramientas en las manos.

Los agentes les dieron el alto y el varón, al percatarse de que aquellos hombres eran policías, emprendió la huida a la carrera, tirando debajo de un coche las herramientas que tenía. A los pocos metros fue interceptado y los agentes recuperaron, de debajo del coche, un martillo y una llave de rueda de coche.

Los policías comprobaron una de las máquinas de vending tenía muescas de apalancamiento, en concreto en el marco que da acceso al cajetín de la recaudación. Se entrevistaron con el testigo y, tras realizar las oportunas gestiones, procedieron a la detención de aquella pareja por un delito de robo con fuerza, siendo trasladados hasta dependencias policiales

Los investigadores ya andaban detrás de ellos desde hacía un tiempo. De hecho, les atribuyen otros tres hechos semejantes ocurridos los días 18, 22 y 28 de febrero.

El día 18 violentaron un local de máquinas situado en la zona del Estadio. Se llevaron el cajetín de una de las máquinas con la recaudación, que ascendía a unos 400 euros, y provocaron daños valorados en unos tres mil.

Los días 22 y 28 de febrero, y la noche de la detención, 6 de mayo, atacaron el mismo local, apoderándose en las dos primeras ocasiones del dinero del cajetín de la recaudación  y causando daños importantes.

En el transcurso de la investigación se pudo determinar que en todos los robos actuaron de la misma manera. El varón entraba en el interior del local y la mujer se quedaba en la puerta, a unos metros, vigilando que no viniese nadie.

Cuando el hombre estaba forzando la máquina para acceder al cajetín, la mujer entraba y le ayudaba, ya en el último momento, para lograr violentar la máquina. De hecho, los investigadores consideran que las herramientas que les fueron intervenidas en el momento de la detención, corresponden plenamente con las que utilizaron en los otros robos.

Finalizadas las diligencias, ambos arrestados, de 30 y 31 años de edad, fueron puestos a disposición judicial. Ya habían estado detenidos en alguna ocasión anterior.