0 comment
Coruña HoyDecember 202017

Turismo sanitario en España: una realidad en auge

 

España cuenta a día de hoy con más de 80 millones de turistas anuales. Tras varios años aumentando de forma constante y sostenida el número de visitantes, España se ha situado en un punto de partida ventajoso como potencia mundial turística con gran proyección.

El turismo de sol y playa sigue siendo mayoritario si bien existen múltiples alternativas interesantes para un público diferente. Así, el turismo sanitario se ha posicionado como una modalidad en la que aún tiene espacio para crecer en los próximos años, tendencia que desde las asociaciones profesionales vienen alentando y confirmando.

¿Qué es un turista sanitario? El sector define a éste como aquella persona que se desplaza a un lugar específico con la única intención de someterse a algún tipo de tratamiento sanitario, independientemente de su naturaleza. Así, hay quienes buscan a los mejores profesionales sanitarios para someterse a tratamientos punteros de algunas de las enfermedades más mortales, mientras que otros optan por realizar intervenciones de tipo estético en otro país como España para asegurarse profesionalidad y un entorno agradable.

Y es que España destaca precisamente por estos dos elementos en el ámbito del turismo sanitario. A un clima agradable, con playas y localidades atractivas para cualquier turista se suma una comunidad médica de gran reconocimiento y prestigio internacional. En muchos casos este tipo de tratamientos de alta calidad son innacesibles en sus lugares de origen, comentan desde el sector.

Uno de los puntos claves del llamado turismo sanitario es la costa mediterránea. La clínica de cirugía estética en Alicante, Silfid, que cuenta en su plantel con el mejor cirujano plástico, según el común denominador marcado por el sector de la cirugía estética, recibe cada año a miles de pacientes de todas las partes del globo previa reserva de consulta de sus cirujanos.

Les preguntamos sobre el perfil de este turista sanitario. Según sus responsables, a la clínica acuden cada vez más rusos y procedentes de países nórdicos como suecos o finlandeses. Explican este incremento debido a la ausencia de profesionales fiables asequibles en el caso de los primeros y al precio exorbitado que tienen estas operaciones en sus países de origen.

La gran mayorías acuden a España únicamente a someterse a operaciones sencillas como la rinoplastia secundaria, añaden. La rinoplastia estética, aseguran, es una de las más demandas en el ámbito estético. Como referentes de las operaciones de rinoplastia en Alicante, reciben miles de solicitudes al año, algunas de las cuales deben ser postergadas, afirman, por no dar a basto con la demanda.

Sin embargo, otro porcentaje creciente en los últimos cinco años es el del turista que aprovecha la operación o el tratamiento para instalarse en España mientras este dura. Desde los colectivos de agencias inmobiliarias en Alicante confirman que la demanda de vivienda en alquiler de larga estancia por parte de extranjeros, así como la compra de vivienda en estas regiones, han aumentado considerablemente en los últimos cinco años, coincidiendo con una recuperación del sector inmobiliario y el despegue del turismo sanitario.

Desde Silfid apuntan cada vez más a la tendencia de recibir pacientes de Rusia, mayoritariamente. En su caso, apuntan a rinoplastia secundaria como una de las más demandas. Explican que se trata de personas que ha sufrido un accidente o desfiguración del rostro y acuden a su clínica en Alicante para someterse rinoplastia postraumática o rinoplastia tras traumatismos severos en la zona que les impide respirar con normalidad.

Este tipo de intervenciones carecen de profesionales cualificados en sus países de origen o los que ejercen tienen un coste superior al que pueden permitirse. En otros casos, afirman, se trata de millonarios que aprovechan su inversión en la costa para operarse con las mejores garantías de seguridad sanitaria.

En estos casos, se trata en efecto de una operación de la nariz que responde al tipo de rinoplastia funcional o rinoplastia reparadora, campo en el que tanto en Silfid como otras clínicas en toda la geografía española son pioneras y referentes mundiales.

Más allá del mito

Existe una confusión respecto a lo que supone el turismo sanitario, ampliamente extendida, afirman desde el sector médico, debido al desconocimiento real de lo que supone para la economía española.

Cada año, más de 100.000 extranjeros eligen España para someterse a diversos tratamientos médicos, mayoritariamente del campo de la oftalmología y la colocación de diversas prótesis. Son pacientes con un poder adquisitivos alto que vienen acompañados por sus familias, que aprovechan la estancia para conocer el lugar, fomentando el consumo y el empleo.

A pesar de la falsa creencia de que este paciente acude en busca de la gratuidad del sistema público de sanidad, lo cierto es que los datos demuestran que más del 60 por ciento de las operaciones a extranjeros se tramitaron en hospitales y clínicas privadas.

España ha sabido sacar rédito de su potencial profesional sanitario, complementando esta realidad con asistencia para la contratación de los viajes, incluidos el transporte, los hoteles y la asistencia personal de traductores. Países competencia de España como punto de atracción del turista sanitario como es Turquía se ha quedado atrás en esta oferta de servicios de ayuda al paciente, algo muy valorado por este tipo de público de alto poder adquisitivo.

Para el usuario con menores recursos, prima el precio sobre los servicios extra que aporta la oferta turística sanitaria del país investigado.

Un motor de empleo

El turismo sanitario se ha convertido en un foco importante de empleo en España. Los últimos cinco años ha registrado un incremento del 20 por ciento, y para 2017 se espera que las cifras arrojen un crecimiento superior cercano al 40 por ciento, según estima la consultora de recursos humanos Adecco desde su división Healthcare especializada en el sector.

Según su estudio, el sector sanitario demanda perfiles políglotas, con extraordinarias dotes de atención al paciente, con experiencia contrastada en el sector y especialización en áreas como la reproducción asistida, la odontología, traumatología o cirugía plástica.

Del mismo modo, también se intensifica la demanda de enfermeras que dominen varios idiomas. Del mismo modo, el impacto indirecto sobre el turismo es evidente.