Portada » Cabeceros tapizados para camas de todos los estilos
Hogar

Cabeceros tapizados para camas de todos los estilos

El dormitorio es una de las habitaciones de tu casa que la definen y la impregnan de personalidad. Pasamos en ella más tiempo de lo que pensamos, aunque no nos demos cuenta. Buscamos confort a la vez que utilidad y por supuesto, no gastarnos más dinero del necesario.

El elemento más importante de un dormitorio es la cama y junto a ella, el mobiliario que la rodea, que dispone de una posición privilegiada para decorar el dormitorio. Un elemento que da gran presencia son los cabeceros de las camas. Este mueble que se sitúa entre la cama y la pared y que evita que tu cabeza choque con ella ha cobrado gran importancia en el diseño de un dormitorio ideal. 

Originalmente los cabeceros eran de madera y no había mucho donde elegir, con configuraciones bastante parecidas entre sí que no eran capaces de dar originalidad a tu habitación. Posteriormente han ido surgiendo otro tipo de cabeceros, mucho más acordes a lo que el público demandaba. Los cabeceros de forja traen la elegancia al dormitorio y tienen un mantenimiento simple, pero no encajan en todas las configuraciones estéticas. Actualmente el sector vende sobretodo cabeceros de cama tapizados, tanto con piel sintética (polipiel) como con piel natural.

Este tipo de cabeceros aportan un diseño muy atractivo, capaz de combinar con cualquier estilo dada la gran variedad de modelos disponibles. Aportan un toque de originalidad y personalidad propia a la habitación e invitan al descanso y al confort. Los amantes de la lectura en la cama o aquellas personas que acostumbren a ver la televisión desde la cama verán que este tipo de cabeceros son muy cómodos, ya que proporcionan un respaldo. La mayoría de cabeceros tapizados traen un acolchado.

Además se trata de un excelente aislante, que mantiene la cama protegida del frío proveniente de la pared. Los cabeceros combinan con facilidad con los muebles, pero aun así existen packs prediseñados de cabeceros y canapés, en los que no solo se ahorra dinero respecto a la compra por separado, sino que nos aseguramos que los muebles combinan entre sí. 

Si finalmente nos decantamos por cabeceros de piel sintética veremos que su mantenimiento y cuidado son muy fáciles de realizar. Un cabecero bien mantenido puede aguantar muchos años en condiciones óptimas. Respecto al tamaño, existe una gran variedad. Existen distintas categorías según la altura a la que llegan, largos, medios y cortos y cuya elección únicamente dependerá de la estética que queramos darle al dormitorio. El grosor no suele ser un problema, pero en el caso de habitaciones estrechas conviene revisar este parámetro para no llevarnos sorpresas. Sobre la anchura, es recomendable que sea un poco mayor a la de la cama, aproximadamente 10 centímetros.

Los cabeceros son un mobiliario barato que llenará de estilo y elegancia tu dormitorio para que disfrutes de una experiencia de descanso única. Un componente que aporta personalidad a la casa y que encaja con todos los estilos de diseño.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Haz clic para publicar un comentario