Tecnología

Metaverso, ¿realmente el futuro pasará a ser una realidad virtual?

Es impresionante lo mucho que ha evolucionado la tecnología en apenas un par de décadas. No hace más de 20 años cuando llamar por el móvil era un auténtico lujo y, hoy en día, hablar por teléfono es lo último que hacemos con este tipo de dispositivos. Sin embargo, todo apunta a que todavía estamos en los albores de los cambios sociales que nos traerá esta industria. Un sector sujeto a una innovación continua que no debemos pasar por alto; puesto que se trata de aquello que va a pasar a dominar nuestra estructura social. Un mundo en el que el metaverso ya se ha anunciado como la próxima revolución y son muchas las personas que todavía no tienen claro de qué va este concepto.

Qué es el metaverso exactamente

Si echamos un ojo a los blogs especializados en tendencias de la industria tecnológica, no dudan en posicionar el metaverso como la próxima gran revolución del sector. Puede que la domótica, el 5G o el Big Data sean conceptos que están dando mucho de qué hablar hoy en día; no obstante, en cuanto salga el metaverso de una vez por todas, es posible que todo lo demás deje de importar. A fin de cuentas, estamos hablando de un mundo virtual al que nos conectamos a través de dispositivos inmersivos con los que efectivamente sentiremos que estamos dentro de él. Sí, como en la película ‘Ready Player One’.

Si bien es cierto que este tipo de mundos llevan décadas con nosotros, tal y como lo evidencian los videojuegos, el metaverso va mucho más allá. No pretende que participes en tercera persona en un universo virtual, sino que seas parte de la propia experiencia. Que hagas lo que quieras hacer sin moverte del sofá, pero sintiendo que sí lo estás haciendo. Algo que ya está llamando a nuestras puertas y que los últimos avances con las gafas de realidad virtual evidencian que está mucho más cerca de lo que algunos creen.

Facebook ha sido la clara precursora del metaverso, sobre todo desde que Zuckerberg anunciara que ya está trabajando con su propio mundo digital. Una realidad aumentada en la que otras compañías como Google, aunque con mayor prudencia, también están trabajando. Así que, es posible que en los próximos años tengamos una libertad absoluta en realidades paralelas dentro de un ecosistema digital, haciendo que nuestros avatares nos regalen todo cuanto nos es imposible llevar a cabo en la vida real.

Cuál es el potencial del metaverso

Si has visto la previamente comentada ‘Ready Player One’, es posible que estés esperando una aventura virtual capaz de auténticas maravillas cargadas de adrenalina. Bien, pues para desentrañar qué va a ser el metaverso exactamente todavía queda un tiempo. Recuerda que estamos todavía en fase de desarrollo de este mundo digital y, a pesar de que Facebook ya está creando estas infraestructuras, es pronto para saber con absoluta precisión qué nos va a traer esta industria.

Ahora bien, Facebook ya ha anunciado que su objetivo es ofrecer lo mismo que ofrece el mundo real, pudiendo emprender con nuestros propios negocios en el paradigma web. Es decir, ¿tienes una tienda online? Pues en el metaverso tus clientes ya no te buscarán a través de Google, sino que recorrerán calles digitales y encontrarán tu local para invertir en todo aquello que desean. Un pequeño ejemplo de cómo esta industria puede cambiar por completo nuestra vida, haciendo que el sector corporativo tenga que adaptarse de nuevo a las tendencias tecnológicas.

Conocer y hablar directamente con otros avatares, tener nuestra propia casa digital, concertar conferencias de trabajo, invertir en una economía propia -de ahí que las criptomonedas sigan teniendo potencial-, nuevas oportunidades laborales… Todo es posible cuando hablamos de esta industria, todavía desarrollándose para garantizar que cuando llegue sea efectivamente el nuevo salto evolutivo del paradigma online. Todavía no hay una fecha fija de lanzamiento y es probable que falte aún para que la haya. Sin embargo, por el momento, la gran precursora Facebook ya se ha cambiado el nombre empresarial para calentar motores. Ahora se llama Meta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Haz clic para publicar un comentario