Hogar

Proteger el hogar del sol y el frío exterior

Un elemento muy importante de una casa son sus ventanas, a través de ellas podemos disfrutar de una iluminación natural y de las vistas de afuera. Gracias a esto la casa no se siente como un lugar opresivo, sino que en cierto modo tenemos un contacto continuo con el exterior. Pero la continua apertura hacia el exterior sería muy inoportuna, pues estaríamos desprotegidos ante la irradiación del sol, las inclemencias del tiempo y las miradas ajenas. De ahí que un hogar sin un adecuado recubrimiento de sus ventanas, se podría decir, está denudo. Para solucionar tal problema disponemos de recursos varios, tales como los estores o las cortinas, que son una solución ideal, ya que protegen perfectamente nuestro hogar y al mismo tiempo son un bello elemento decorativo.
La irradiación del sol

Uno de los principales motivos para instalar cortinas salon o estores en el hogar es el sol. Ya sea porque vivimos en un lugar muy soleado y recibimos un resplandor demasiado intenso o porque requerimos de oscuridad, por ejemplo, para poder conciliar el sueño, disponer de un buen filtro solar es muy importante. En este caso, tanto los estores como las cortinas, permiten bloquear el sol según lo necesitemos. Esta es una forma muy sencilla y efectiva de cubrir las ventanas y resguardar por tanto las habitaciones.

Dependiendo del tipo de tejido y su color, estores y cortinas ofrecen distintos niveles de opacidad, con lo que se puede conseguir siempre el grado de iluminación y oscuridad deseado. Del mismo modo, podemos encontrar el gramaje y color adecuados para la región en la que habitamos. Y es que, en general, la oferta es muy variada, al igual que la de nuestro catálogo, que ha sido conformado con la intención de satisfacer a toda clase de clientes y adaptarse a sus respectivas circunstancias.

Muchos estores son especialmente opacos e incluso tienen recubrimientos especiales, los cuales reflejan la luz solar, evitando así que esta entre en el hogar. Por ejemplo, en la marca Schuette disponemos del modelo Thermo Blackout, que está elaborado con un tejido especial 100% opaco y que tiene una alta protección UV, además de que no se decolora.

Así como también tenemos un modelo de estor plisado llamado Thermo, el cual posee un recubrimiento de plata reflectante. Aunque si lo prefiere puede optar por nuestras cortinas, ya que están elaboradas con tejidos de gran calidad, los cuales bloquean la entrada de luz perfectamente. De manera que podrá realizar cualquiera de sus quehaceres sin miedo a quedar deslumbrado por el sol y de igual modo podrá dormir sin problema alguno, cualquiera que sea la iluminación exterior.

El calentamiento de la habitación

Otro problema que provoca la irradiación del sol es que la habitación se calienta y esto puede llegar a ser bastante molesto, especialmente en el verano. Si la casa llega a calentarse demasiado, el consecuente ambiente tórrido puede hacer insoportable nuestra estancia en ella. Por tal motivo, se requiere de un tipo de estor o cortina que repela también el calor y mantener así una temperatura agradable, que no imposibilite el normal desempeño de nuestras actividades.

De manera similar a como los estores y cortinas reflejan la luz, estos también repelen el calor y hacen que la habitación permanezca lo más fresca posible. Esto revela que tales productos poseen más cualidades de las que se cree, convirtiéndolos en una gran protección del hogar, no sólo lumínica sino también térmica.

 

El enfriamiento de la habitación

Aunque se suele asociar el recubrimiento de ventanas a la irradiación del sol, esto también protege de la entrada del frío. En épocas invernales, al entrar el frío a través de las juntas de las ventanas, o por el propio enfriamiento de los cristales, la habitación acaba teniendo una temperatura muy baja, que hace desagradable la estancia en ella e incluso puede llegar a enfermarnos. Por lo tanto, estores y cortinas obstaculizan dicha entrada del frío, del mismo modo que retiene el calor producido dentro del hogar. Gracias a todo esto, es posible disfrutar de una temperatura agradable, en la que poder realizar los respectivos quehaceres o descansar confortablemente.

Las miradas indeseadas

Las casas no sólo se usan para refugiarse de las inclemencias climatológicas, sino que son también un modo de lograr privacidad. En este caso, las ventanas, aunque necesarias, son también una conexión con el exterior, la cual no es siempre deseada. Nadie quiere sentirse totalmente aislado dentro de su hogar y por tanto desea tener un vínculo con el exterior, más aún cuando se tienen unas bellas vistas enfrente. Pero también es cierto que a veces se necesita cierto aislamiento y así realizar aquellas actividades que no deseamos que otros vean.

Cortinas y estores ofrecen la posibilidad de ocultarnos de las miradas ajenas, según sean las necesidades o apetencias de cada cual. Las cortinas, por ejemplo, están elaboradas con un tejido grueso, que no deja ver nada a través. Mientras los estores son en su mayoría cien por cien opacos y sólo dejan ver siluetas cuando se trata de colores claros, pero únicamente cuando se mira de cerca y aún así no es posible reconocer nada con claridad.

La importancia de la calidad

Actualmente, en el mercado se pueden encontrar cortinas y estores muy baratos, pero tal bajo precio suele ser algo engañoso. Lo económico en este caso puede resultar muy caro, ya que el bajo costo aquí suele relacionarse con una también baja calidad y en consecuencia el manejo y la durabilidad de tal producto será deficiente, por lo que deberá reponerse con más frecuencia.

De este modo, es preferible adquirir un producto de mayor calidad, aunque se deba pagar un poco más. Debido a su eficacia y manejo agradable la satisfacción será mucho mayor, asimismo se ahorra dinero a largo plazo, pues en lugar de reponer frecuentemente un producto deplorable.

Cada hogar merece ser equipado adecuadamente con productos de confianza, porque de lo contrario nuestra cotidianidad se verá afectada. La casa es el lugar en el que, en gran parte, desarrollamos nuestras vidas y por ello vale la pena invertir un poco más en ella, para asegurarnos así de tener los menores percances o situaciones incómodas.

Crear un ambiente agradable en el hogar

Evidentemente, las ventanas son un elemento fundamental de una casa, pero igualmente esta no puede estar completamente expuesta al exterior. Los residentes han de tener la posibilidad de resguardarse, pues de lo contrario su cotidianidad se vería en muchos momentos alterada, ya sea por el deslumbramiento de la luz, el calentamiento de las habitaciones, su enfriamiento, o la falta de privacidad.

Las cortinas y los estores son formas estupendas de solucionar todos esos problemas. Su instalación y manejo es muy sencillo. En sí mismos son un bello aporte decorativo, debido a sus formas y colores de diseño, que lucen siempre bien y enriquecen estéticamente cada hogar. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Haz clic para publicar un comentario